martes, 3 de noviembre de 2009

Mi corazón a tus pies



Con el corazón adormecido
y tus labios en mi piel
siento tu respiración ausente
y el eco de un palpitar enardecido.

¿Dónde quedó mi esperanza?
¿Por qué me siento tirado al olvido?
¿Dónde están mis ganas de verte?

Cada año que pasa
se suben más gotas de mi sangre
a la ofrenda
y sólo mi corazón a tus pies
pudiera decirte
lo que yo te he amado
hoy y siempre.

Bésame una vez más en la frente,
dime palabras de alivio,
susurra tu amor en mi oído
y llena de fuego mi sangre.

Dime Amor,
dame Vida,
salva con tu palabra,
todo lo que creas que valga la pena.

No quedan secretos entre mis muertos,
por eso pongo
mi corazón como ofrenda.


7 comentarios:

PATRICIA CARBALLIDO dijo...

que hermoso lo que escribes de loa seres queridos que ya estan en otra dimensión. Hay mucho amor ahí.

PATRICIA dijo...

Hermoso lo que escribes, Es una linda costumbre esa de recordar a los seres queridos que estan ya en otra dimensión. Y que sepan que ese amor no ha acabado.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Querida Patita
Gracias por tus comentarios y que bonitas ofrendas pones a tus seres queridos que te piensan y te cuidan todos los días

Arlekyn dijo...

Que bonita ofrenda a un muerto...

Gracias!

Besos imaginarios...

Vampira Dea dijo...

Muy Hermoso, encanta.

Jorge Ampuero dijo...

Intenso... y es que a veces sólo nos queda dar el corazón.

Saluditos...

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Jorge:
Es verdad..... pero y luego qué?