jueves, 18 de mayo de 2017

Las palabras en su lugar

Era urgente volver a escribir, darle lugar a mis palabras en algún lado. Para dejar de estamparlas en conflictos, personales, familiares, laborales. No es que no ameritara pronunciarse al respecto, pero han sido peleas infructuosas. Este era el espacio de las palabras, no lo he olvidado, pero no lo he atendido. No eran ni los pleitos ni tu boca. Boca que por cierto, un día dice que me devorará para luego ir y venir un millón de besos, digo de veces. Provocando en mí, respuestas cada vez más descabelladas bajo la protección de saber que a fin de cuentas no pasará nada, porque no hay asuntos pendientes entre nosotros. Nos quedan puros recordatorios que brincan de uno a otro como chispas bajo las cobijas.

Este era y es el espacio de las palabras….






jueves, 20 de octubre de 2016

Le désir est né  dans le cœur                    
Cuento dedicado a NCR




 Desear es querer algo desde el corazón. Por eso hay que esforzarse, hacerlo frecuentemente y  con la intensidad necesaria para conseguir el objeto del deseo.
Yo me considero una experta del deseo. Creo que el deseo nace en medio del pecho, surge con fuerza, empuja la sangre y nos pone en acción. Todo se puede conseguir si uno persevera lo suficiente. He alcanzado varios deseos y tengo muchos más en el tintero.
Las últimas vacaciones me propuse pasar  la Navidad con mis cinco sobrinos en un crucero de Disney. Hice todo lo necesario para que sucediera. Finalmente pudo ir toda la familia y fue una aventura inolvidable. Este viaje pareció detonar en mi vida una serie de sucesos agradables y divertidos. Regresando  me gané un paquete para las Vegas. Decidí compartirlo con mis amigos y me la pasé increíble. Al volver se desató el éxito en muchos aspectos de mi vida, pero las bendiciones más palpables fueron en lo laboral.  Surgieron proyectos muy interesantes. Uno de esos proyectos me dio la oportunidad de pasar un tiempo en Italia, donde volví a ver a un amigo entrañable. Viajamos juntos conociendo diferentes lugares y de alguna manera esto me sirvió para conocerme más a mi misma. Esta amistad  fue una especie de amor suavecito, y me llenó de energía para continuar mi camino y seguir disfrutando la vida.
Regresando del viaje, tuve otro reencuentro interesante, pero este hizo brincar mi corazón con intensidad. A pesar de que nuestra historia inicial sólo era de amistad, en esta ocasión, había algo distinto.  Mi corazón iba de un ligero movimiento, casi un murmullo, hasta un estremecimiento total con tan solo fijar mi mirada en el profundo de sus ojos, que se deleitaban con mi sonrisa. Había un cierto ambiente de complicidad, algo iba a suceder y sin hablarlo, los dos lo sabíamos. En poco tiempo todo este vaivén se trasformó. Cuando puso su mano sobre la mía, haciendo en una leve, casi imperceptible, caricia, tuve esa certeza que sólo regala el verdadero amor.

Esto tuvo sus consecuencias etéreas, mágicas y logísticas. Así que tuvimos que comprar una prueba de embarazo. Con la prueba en mano reflexioné en cómo mi vida había dado muchas vueltas y justo ahora estaba a punto de transformarse para siempre, probablemente. Cuando estaba por compartirle la importante información me miró a los ojos, acercó su boca a la mía y al borde de mis labios dijo suavecito -!A seguir soñando y realizando nuestros deseos pero ahora juntos!- Sacando un hermoso anillo de compromiso.


Sólo yo supe el resultado de la prueba. Pensé no sé ¿qué? vaya a pasar pero seguro será lo mejor. Ahora confirmo que todos  los deseos  están para cumplirse, algunos simplemente, se toman un tiempo que a veces pareciera de más.


*Imagen de la red

lunes, 23 de mayo de 2016

Doceavo Aniversario Fuerte y Suavecito

Y llegó el doceavo aniversario y escribir no fue lo del año pasado…
Sucede


Fuerte y Suavecito



Al leer el libro de Hierba Santa recordé aquel día en el que hojeé el libro que me devolviste. Al abrirlo emanaba un aroma delicioso, ese aroma a ti. Y fui recordando todos esos momentos de fuego. Tan sólo de recordar se me pone la piel chinita, siento fuego en la punta de los dedos y una tibia salivación entre los labios. Sonreí con esos pensamientos y vino a mi mente cuando bastaba un roce casi accidental de nuestros dedos chiquitos durante la misa mientras cantabas -cantemos al amor de los amores- haciéndome temblar. Ni nos miramos, no hacía falta y aunque hubiésemos querido no sé podía. 
Recordé el fuego en mi vientre cuando pusiste tu mano en mi cintura mientras bailábamos y la gente nos apretujaba uno contra el otro. Susurraste en mi oído -me encantan tus tacones- y me sentí orgullosa de haber tolerado mis zapatitos de 14 cm. Decidí besarte suavemente en el cuello y me pediste que lo hiciera en la boca. 

Tanto fuego para que al final decidieras casarte  con otra…
En fin, ya será en otra vida en donde saldaremos las cuentas pendientes. O será que ya nos hemos amado en otra reencarnación y por eso parece bastar con cruzarnos de repente para trastocarnos tan sólo por segundos.

A veces…
Cuando dejamos que suceda

Un abrazo fuerte y suavecito

Desde el paraíso terrenal 

viernes, 22 de mayo de 2015

Onceavo Aniversario




Onceavo Aniversario


Por si en el mar de pendientes y actividades se me llegara a olvidar festejar lo que se debe festejar, siempre hay alguien que me lo recuerda. Muchas gracias!!!
Porque también hay que festejar lo que uno ha logrado caminar, a veces corriendo, a veces trotando y por el momento dando brinquitos.

Hoy cumplimos once de años de leernos y escribirnos.

Las palabras están listas, agolpadas en todas las partes de mi cuerpo. Deseo que este año fluya toda la escritura y logre publicar!!! Empezando por los artículos asociados a la grandiosa tesis que estoy a unos semestres de terminar y seguido por las miles de ideas que me surgen sobre otros temas. He recordado cómo fue que empezó esto de cuentos bajo pedido. Yo misma me quiero hacer uno o varios cuentos porque tengo muchos auto pedidos por lograr.

Gracias por leerme…
Felicidades por estar juntos once añitos, qué tal!
A la velocidad que se pueda, por aquí seguiremos.


Pd. Escribo antes de que den las doce y nos hagamos calabaza!



-Imagen de la red

martes, 14 de abril de 2015

El legado de JJMArcángel

El Legado

El abuelo de mi amiga se paraba de cabeza todos los días, según que para tener buena circulación. El de mi otra amiga, era dueño de un vivero y creó una variedad de orquídea para cada uno de sus nietos. Es curiosa la forma en la que recordamos a nuestros abuelos. El legado que nos dejan es un tesoro invaluable que vive en nuestro corazón. Mi abuelo se disfrazaba de mago y de payaso, hacía trucos de magia para entretenernos y manejaba una marioneta que se llamaba Chocofóforo. Fue un abuelo, divertido, cariñoso y muy presente en mi vida desde que yo era chiquita. Incluso ya muy malito vino a visitar a mi hija. El abuelo nos hablaba por teléfono para cantarle canciones a su bisnieta antes del baño. El verdadero dolor de que se haya adelantado en el camino es que no le volveremos a ver en carnita y huesos. El único consuelo que imagino que uno puede tener es que ha dejado de batallar con tanto dolor de las muchas enfermedades que había acumulado. Lo pienso y recuerdo que siempre fue muy trabajador, positivo, ocurrente y luchador. Yo le canto a mi hija las canciones que él me cantaba porque siento que es una forma de tenerlo presente en nuestras vidas.

A qué rica el agua cuack, cuack, cuack!.....
A todas las niñas les gusta el agua!!!
A todas las niñas les gusta el agua!!!


Buenos días mis amigos,
otro día comenzó ya,
que haya suerte para todos
pura FELICIDAD
Este sol del nuevo día,
nos invita a trabajar
y nos brinda su alegría
y nos hará TRIUNFAAAAAAAAAR!!!

Abuelo, te disfruté mucho!! Gracias por todo lo que me diste y el amor con el que sellaste mi corazón para siempre.

JJMArcángel 

viernes, 3 de octubre de 2014

En sueños quise

Quise decirte que te quiero !!!
Quise decirte que te adoro !!!
Pero me ganó el sueño ...

lunes, 26 de mayo de 2014

Xmo Aniversario de Cuentos Bajo Pedido


Décimo Aniversario

Lo tuve presente pero no pude escribir a tiempo. ¿Qué es a tiempo? Ya no sé
Este año en mi vida fue el más maravilloso, me convertí en Mamá y con eso se transformó todo en mí. También tuve una gran pérdida y tuve que dejar salir de mi corazón a alguien a quien amé mucho y con quien compartí la gran experiencia de dar vida. Pero esto he aprendido fuertemente en estos últimos 10 meses de mi vida. Todo cambia rápido, rápido, así que más vale que:
-Disfrute el ahora porque pasa rápido.
-Siga disfrutando el ahora porque por estar pensando en lo bueno o malo del pasado me pudiera estar perdiendo de lo que está pasando ahora.
-Me enfoque en disfrutar el ahora ja.

Mis ojos han crecido y me maravillo con sonrisas sin dientes, ahora con dientes.
Mi corazón se ha ensanchado y corre por él sangre a toda velocidad limpiando todo, alimentado todo.
Mi cuerpo se ha transformado y busca su nueva forma de ser y disfrutarse.
Mis brazos se han hecho largos y ahora hago más cosas de las que nunca imaginé.
Mis pies han tomado otro peso especifico y los tengo bien plantados para darle más chance a la realidad.
Mi boca ahora se ríe con cosas sencillas, cotidianas, canta canciones nuevas, chistosas, curiosas.
Mi pluma está impaciente y mis libretas alborotadas, -¿Será que ahora si se pondrá a escribir?-
Tengo tanto que decir que me siento congestionada….
Mientras eso empieza a fluir con frecuencia les digo
Feliz X Aniversario!!!!
Gracias por estar ahí

leyéndome

domingo, 26 de enero de 2014

YA

Bastaba con llenar mi mente de pensamientos positivos y no dejar espacio para otras cosas que absorbían toda mi energía dejándome fulminada por horas. Nada de sueños ni deseos. Todas las obligaciones amontonadas como bloques sobre mi. Y yo no podía ni despegar la pestañas. Cuando caí en la cuenta de que su primera palabra fue "YA" entendí que debía hacer un cambio radical en mi actitud frente a la vida.
Me concentré en su sonrisa con dientes, ese fue mi antídoto que poco a poco me ayudó a encontrar el camino de vuelta. Necesitaba recargarme de cosas vitales para quitarle peso a las que vivía como casi mortales. Como no podíamos comer juntas palomitas con polvos mágicos, mi antídoto infalible para cualquier estropicio; ni podíamos pintarnos las uñas la una a la otra, actividad siempre relajante. Decidí iniciar la lista de las cosas que disfrutáremos juntas con un rico chapuzón en la alberca. Tu sonrisa lo dijo todo, disfrutaste al máximo y lloraste cuando te quisimos sacar.
Sólo quiero decirte, que YA estoy de vuelta, que YA estoy atendiendo los pendientes urgentes, que  YA juntas nos vamos a la escuela.
YA entendí el mensaje y YA me siento con más claridad sobre lo verdaderamente importante en mi vida

TU AMOR que todo en mí lo ilumina
Gracias por traerme de vuelta

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Por pura provocación


 

Por pura provocación debería de escribir algo para este momento de mi vida, algo que me permitiera ver las cosas maravillosas que si me están sucediendo.

Por pura provocación quisiera dejar que brotaran los pensamientos que dejé atados por no saber bien qué hacer con ellos.

Por pura provocación podría aceptar que ideas cálidas ronronean en mi cabeza y amenazan con escapar en el momento menos esperado.

Por pura provocación a mí misma, reconozco, de nuevo, en la tinta mi única forma de reencontrarme, de amarme y disfrutarme.

Por pura provocación, escribo, respiro, para demostrarme a mí misma de lo que soy capaz de hacer en esta vida….

Y si alguna vez dudara de mí, que me baste vibrar con el poder de tu sonrisa, cuando nuestras miradas se encuentran al escuchar en mi voz tu nombre que te llama desde mi profundo corazón.

 

PD Gracias a quienes me han motivado para que vuelva a escribir :)



PD Por pura provocación el mandarino, que el jardinero descortezo por error con la podadora, se empecina en sobrevivir, dar frutos y hojas nuevas. Este mundo sin duda es de los necios, de los necios de amor.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Inquietos Pensamientos


Como dije que no quería más besos de pisa y corre, porque me quedo picada. Ahora cuando vienes, como no has resuelto lo de salir corriendo decidiste resolver el asunto de los besos y en su lugar has puesto confusas caricias que inocentemente inician en la orilla de mi rodilla. Como quien se recarga para acercarse un salero, un vaso de agua, las servilletas y a cada vuelta, esa confusa mano va caminando. Va subiendo, va bajando, va estrechando o alterna con un roce apenas perceptible. Esas caricias a veces son tu mano en mi cintura que indica que necesitas espacio para pasar. Y ahí también esa mano a veces a penas se siente, va más arriba otras se posa más abajo en donde no estoy segura que aún sea la espalda. Y al no ser una caricia clara y evidente, admito que me desconcierta, no sé si avanzas, te vas o estoy enloqueciendo con tu cercanía. Pasas por mi espalda y respiras ligeramente cerca de mi hombro, en mi cuello, preguntándome al oído cosas en tono imperceptible, provocando más aún mi cercanía. Volteo, pongo suavemente mi mano sobre tu ombligo, te miro a los ojos tratando de descubrir complicidad en tu mirada y nada. Seré sólo yo la de los inquietos pensamientos o es tan cierto el juego, que finges hasta eso. Imagino perfecto que gozas satisfecho al marcharte por haber revuelto mis deseos para finalmente huir de nuevo, entonces no caben los reclamos ni los compromisos. Mientras, yo me quedo con una sensación semejante a la que provoca pensar en papitas con limón y salsita, un pensamiento distinto pero también rico.



Nombrarte


Es curioso decir tu nombre de nuevo y percatarme de que hace años que no lo he dicho y cuando he tenido la oportunidad de decirlo he evitado al máximo nombrarte, refieréndote con apodos, lo que sea para no nombrarte. Porque sé, porque siento que nombrarte es hacerte venir, traerte de vuelta y qué sentido tendría si fui yo quien decidió marcharse.
Tuve que decir tu nombre unas 50 veces, unas 70, unas 100 y en cada una percibí la exaltación de mi corazón al nombrarte. Fue curioso percatarme que esa magia que pensaba que tendría pronunciarte no existía y en su lugar un hombre distinto se me descubría. Primero dije tu nombre con dificultad, como cuando uno aprende una nueva lengua y se topa con algo casi impronunciable y es posible sentir cada movimiento en la boca, en la lengua que se esfuerza, en la garganta que trata de respirar y pronunciar con soltura al mismo tiempo. Conforme fui repitiéndolo, sentí fluidez y pasé del esfuerzo a la lúdica sensación de que podría ser que al nombrarte “x” número de veces ese hombre se transformaría en ti y confirmaría la razón para no nombrarte por tanto tiempo. Sin embargo, en su lugar descubrí como lo mítico que atribuí a tu nombre se iba diversificando y ese nombre ya no eras sólo tú si no también otro agradable hombre. Me sentí relajada y sólo de repente decía tu nombre fuera de lugar para ver si en esa ocasión si se daba la supuesta transformación como si espera presenciar un acto de magia conocido. Nada de eso sucedió, más bien me fui divirtiendo pronunciándote, jugando con tu nombre, revolviendo los recuerdos viejos con los recién adquiridos. Hasta que volví a gozar nombrarte. Al despedirme, en ese abrazo cálido, algo dijo ese hombre en mi oído que no pude escuchar porque me sentía invadida por tu nombre así que con los ojos cerrados sólo atiné a apretar un poco más el abrazo para terminar en un suave beso lleno de estrellas fugaces.

Proteínas a rayas

La página en blanco fascina por todo lo que puede ser en nuestras manos, me fui con este pensamiento a la cama y un deseo de que sucediera algo novedoso e inexplicable en estos días, que me permitiera escribir. Y no me refiero a la carambola a la que estuve a punto de incorporarme por venir dándole vueltas a la madeja de pensamientos en mi mente. Hace días que no sueño, duermo como piedra y despierto con la sensación de no haber descansado en semanas enteras. Así que me sorprendió la sensación de verme transformada en un pulpo de múltiples manos, movidas por una energía que brotaba de mi interior y se convertía en palabras que me urgían a escribir. Ante este deseo una libreta apareció! Y cada una de mis múltiples manos hacía trazos de calígrafo, describiendo su propio deseo, como si fueran cuerpos independientes. Un gozo escurridizo me invadió, sentí sofocada mi respiración, trabada mi mandíbula y sólo escribiendo podía conseguir hacerme de un poco de aire. Mi sueño estuvo pleno de olores y sabores, cómo si toda yo fuera una gigantesca papila gustativa. Mi saliva era tinta de múltiples colores que dejaba trazos brillantes, estelas de estrellas, resplandores de luna. Todo se convirtió en una mezcla de escrituras y alimentos. Un hoyo me creció en la boca del estomago y sin más, mordí la libreta a rayas con toda intensión de saborearla y satisfacer el hambre que me devoraba. De un salto me incorporé de la cama. Somnolienta, pensé este sueño era como saciarme de proteínas a rayas, un extraño artilugio de mi mente, sonreí, para mi sorpresa de verdad que tenía entre mis manos un libretita de piel con rayas y una dedicatoria:


-Por si hoy fuese tu cumpleaños y éste tu regalo…-


Como no era mi cumpleaños, supuse que seguía soñando y me dejé llevar a un descanso placentero abrazada a la extraña libreta a rayas….que curiosamente con el sol de la mañana despareció dejándome un grato y delicioso recuerdo que el viento fresco diluyó.

Libros libres muy libres

Me ha gustado mucho la idea de libros libres, pero no he encontrado eco en los receptores de mis libros.


Mi primera liberación la hice en la fila para la expo de los 50 años de la Barbie en el museo Franz Mayer. Me sentía muy triste y buscando una actividad que me reanimara mi mamá me comentó lo del movimiento de libros y me encantó la idea. Me generaba mucha angustia dejar los libros por ahí, así que nos dedicamos a abordar a la gente en la fila, les explicábamos de qué se trataba y le dábamos uno de los libros que ellos mismos elegían si querían. Porque hubo una persona que dijo que no quería un libro porque era mucha responsabilidad.
Repartimos como 12 libros, nadie ha comentado al respecto en este espacio.

http://cuentosbajopedido.blogspot.com/2009/04/libro-libre-ansioso-por-salir.html


Después en una comida familiar liberé varios libros, les expliqué de qué se trataba y que podían comentar los libros en librolibre.com. Todos dijeron que lo harían.
Nadie hasta hoy ha comentado alguno de los libros.

En una Feria del Libro y la Rosa en la UNAM, liberé unos libros ya registrados.
No hay comentarios al respecto.

Varios años después organicé un Margarita Fest con los amigos. Previo a la fiesta explicamos de qué se trataba el movimiento. Dos de mis amigos se entusiasmaron y puedo decir que entre los 3 organizamos el mitote. Liberamos una gran cantidad de libros entre todos. En la fiesta registramos la mayoría de los libros, yo imprimí etiquetas para que todos tuvieran para numerar sus libros, llevamos Margaritas de frutas y botanas. Nos peleamos por los libros y quedamos de realizar comentarios al respecto.
No hay comentarios por el momento.

Y bueno toda esta reflexión es porque a veces me siento una necia haciendo las cosas que me gustan, disfrutando cuando encuentro otro loco por ahí que hace las mismas cosas extrañas que yo.
Otras como hoy me invade una profunda desolación temiendo que no hay alguien del otro lado que responda.
Estas son algunas de las múltiples reflexiones que rondan mi cabeza, tal vez la más fácil de compartir por ser la menos importante.

Sé que por algo estoy aquí, leyendo y escribiendo. Hasta hoy he liberado 38 libros entre míos, de mi mamá y del Sr. AAR, todos bajo mi cuenta de liberación.

Seguiremos insistiendo….
Al menos en el Margarita Fest yo obtuve libros por primera vez.

jueves, 1 de agosto de 2013

Rescatada


Yo también  tuve la tentación de perderme por completo, pero cada 3 hr alguien me rescataba del abismo succionando de mí con todo y recordándome que corre sangre tibia por mis venas y que late un corazón en medio de mi pecho. 

sábado, 20 de julio de 2013

Al fin se cruzaron nuestros caminos





Al fin se cruzaron nuestros caminos, tiempo teníamos andando, al menos nosotros y ahora se han encontrado nuestras huellas para empezar a caminar juntos. El encuentro de nuestras miradas lo dijo todo, tal vez éramos viejos conocidos y al vernos, sin hablarnos, nos entendimos.
Me sonreíste y sentí que un nuevo universo explotaba dentro de mi. Gracias por elegirme hoy a mí, gracias por venir a mi vida así.