miércoles, 14 de noviembre de 2012

Festejando cualquier otra cosa menos mi cumpleaños


Eso de cumplir años no es asunto que me guste. Principalmente por la serie de eventos desafortunados que siento que han sucedido en varios de mis cumpleaños. Así que este año dispuse que las cosas fueran diferentes. Busqué las palabras correctas, el momento preciso y con la tinta adecuada escribí un decreto en donde indicaba las cosas que quería que sucedieran en mi vida en este día y por consiguiente el resto del año. Hice una lista larga y contundente. Salud, prosperidad, éxito en mi próxima carrera, abundancia, varias idas a bailar, ricos postres, coser al fin algo con las telas pendientes, etc. Y lo más importante era hacer que vinieras desde muy lejos, un país lejano, así es, sólo para que juntos festejáramos un día más en mi vida. Porque hay que recordar que aquí naaaaaaadie está festejando cumpleaños alguno. Sólo estoy aprovisionándome de mi persona favorita en un día común y corriente que juntos decidimos festejar.

*Imagen de la red

martes, 6 de noviembre de 2012

Confiado de su aliento


 

Confiado de su aliento, murmuraba en mi oído deliciosas palabras que a veces me arrancaban una sonrisa y otras, las más, una profunda exhalación de placer. Era su voz, un sortilegio que convertía los deseos en realidad. Rosaban sus palabras mis sueños y jugaban con mis anhelos. Estaba confiado de su aliento y sabía que la energía que trasmitía me inundaría hasta desbordarme un día entre sus brazos. Pero fue largo el tiempo que tomó llenar nuestros cuerpos, hacer que se escurrieran de nuestras copas el delicioso vino del deseo. Fueron aproximadamente seis años, que al cruce del camino, después de un inocente “Hola”, ambos, murmurábamos palabras que no llegaban a nuestros oídos, por la distancia que había entre nuestros corazones. Pero sentirme recorrida por su mirada y por sus manos invisibles era una sensación que siempre acompañaba su brevísima presencia. Así nos saludamos y recorrimos mutuamente en pensamientos sin hacer más para que algo entre nosotros sucediera. Pero ahora ¿Qué hizo que fuera diferente? Cómo es que logro escuchar y finalmente entender esto que nos sucede. Será que al fin hablamos la misma lengua y vamos dando pasos por los mismos caminos, suficientemente cerca para percibirnos aún sin hablarnos.

*Imagen de la red

 

Nuestras historias se están juntando


 
Contar historias puede ser un arte, hay buenas historias y buenos contadores de historias. ¿Qué somos? ¿Qué queremos ser?

Erase una vez que….Sucedió que un día…. Finalmente nos miramos…. Como era de esperarse…..De acuerdo a sus deseos…. Sus anhelos se hicieron presentes…Después de muchos años….En breves instantes……Desde el principio de los tiempos……Ya estaban predestinados a ……Era la aventura de……Crecía una selva entre…..Dando vuelta a sus destinos…..Encontraron el sentido…..La sorpresa vino a….Definitivamente era….Fue su voz la que…..Era el quiebre de su cintura…Sin dudar fuimos a…

Muchas formas hay de iniciar una historia, la nuestra podría empezar:

Me invitó a tomar un chocolate de agua a su casa, tomar chocolate sólo era un pretexto, ella sabía que a mí no me gustaba, así que con un contundente “Si, claro”, fui, porque me interesaba cualquier cosa que sus manos me pudieran preparar….

 También podría remontarse a:

Hasta hoy sé tu nombre, aunque tenemos años encontrándonos en el camino….

Tal vez sería:

Hoy, de todos los comienzos posibles, elegimos el que hace que se arranque nuestra historia de lleno…

Muchos son los inicios que nos llevan a lo más gozoso de nuestras vidas, ahora sólo falta ponerle esa carnita que la historia necesita para que se ponga aún más interesante.

miércoles, 31 de octubre de 2012

La ofrenda


La tradición que conserva
Uno sólo conserva lo que conoce y conoce sólo lo que usa. Conocer, es la semilla que hace que germine algo y eche raíces hasta lo profundo de nuestro ser.
Tagetes erecta, es la flor llamada comúnmente cempasúchil, procede de una palabra en náhuatl que significa "veinte flores". Esta especie puede utilizarse como alimento y medicina. Pero su uso ornamental es esencial en las ofrendas para el Día de Muertos en México.
Que sirva esta ofrenda de flores, para guiar a nuestros seres queridos, que se nos adelantaron en el camino. Sea su color llamativo lo que los haga llegar hasta el altar, que en su memoria hemos dispuesto y sepan que siempre han tenido y tendrán un lugar privilegiado en nuestros corazones.
Conservar nuestros recursos naturales para siempre tener ricos frutos y hermosas flores para el altar es una bonita forma de andar por el mundo de los vivos.


video




Ofrendar el producto del trabajo de nuestras manos


En la ofrenda de muertos, a manera de homenaje se colocan objetos, alimentos y bebidas que daban placer, cuando estaban vivos, a nuestros seres queridos que iniciaron el viaje eterno. Esta tradición ha favorecido el cultivo de especies que pueden ser usadas como ornamentales en las ofrendas o que son elementos básicos para la elaboración de alimentos tradicionales. Siendo esta una forma particular de conservar nuestros recursos naturales. El producto de nuestro trabajo es nuestra mejor ofrenda para que nuestros muertos vengan a deleitarse con la esencia de los ricos alimentos que en su honor hemos preparado. Disfrutemos pues, junto con ellos del pan de muerto, el chocolate, la calabaza en tacha, el mole verde, los tamales de frijol, los tejocotes en dulce, las mandarinas, el atole, el camote, el plátano y lo que en la ofrenda no puede faltar, es el agua y la sal, lo básico para la vida.

domingo, 21 de octubre de 2012

Por si no fuera suficiente




Por si no fuera suficiente con las cosas que ya tengo, cuando fuimos a su casa, cual Sr. Tlacuache pepené hasta los trapos de cocina. Y no sé cuál es el verdadero sentido de acumular cosas por si un día pudieran llegar a servir. Sospecho que el vicio me viene de cuando hacía títeres. Para esta actividad en verdad todo puede llegar a servir. Un hilo dorado puede ser un cabello, una cuenta de una pulsera rota un ojo, un pedazo de tela un vestido, etc. En fin, hace mucho años que no hago un sólo títere y descubrí que tengo más de ocho años guardando unas telas con las que pensaba hacer algo que ya no recuerdo ni qué era. Todo este preámbulo es para explicar que este año, poner la ofrenda de muertos fue una tarea titánica. Tan sólo hacer espacio para iniciar fue un gran logro, pero finalmente se pudo hacer. Ahora de verdad que hice espacio, no sólo en el corazón, si no también espacio en la casa y en mi tiempo para darle un lugar al altar de muertos. Vaya motivación esa de ofrendar a los seres queridos que se nos adelantaron en el camino. Finalmente me movilizó en todos los sentidos.


martes, 28 de agosto de 2012

Nada de Cuentos



-Nada de cuentos, de ahora en adelante-, dijo con una certeza en la voz de esas que tratan de grabar las palabras en las tablas de los 10 mandamientos con tan sólo pronunciarlas. En ese instante sentí como miles de historias hacían un viaje fugaz de todas partes de mi cuerpo hasta llegar a las puntas de mis dedos. Cosquilleando inquietas las historias, primero, me generaron una sensación grata y divertida. Pero luego, con el tiempo, la presencia de historias acumuladas bajo mi piel se volvieron un monstruo que recorría por turnos mi cuerpo torturándome a su paso.
Entendí entonces, la sensación de los grandes condenados a no escribir. Como en su desesperación de ausencia de papel y tinta han escrito con su propia sangre los mensajes que les urgen salir.
Retumbaron sus palabras en el cuarto y frente a mi vista miles de palabras se agolpaban en las escasas paredes despejadas.
Me sucedió una urgencia de palabras, una asfixia inexplicable. Eran las historias, que ante semejante amenaza me atacaban.


martes, 21 de agosto de 2012

Lo que viene conviene


Cada año te pienso y con más dificultad percibo tu imagen, se me pierde tu recuerdo, la memoria de tu voz si difumina en mi oído. Por eso tengo una foto tuya junto a mi cama para tener presente en mi corazón lo mucho que te quise y lo mucho que te quiero. Y yo sé que estás, que has estado y que estarás de alguna u otra manera en mi vida. Siempre te he pedido que veas por mí, que si ya sabes mis gustos me des esa ayudadita que dan las abuelas con su buen ojo para escoger los más jugosos frutos del jardín. A veces te percibo con claridad, te siento presente en mi vida contundentemente. Otras, cada vez más, siento tu ausencia invasiva, metiche, que nadie invitó a instalarse en mi corazón. Y tal vez es un asunto de percepción, de ceguera temporal, de impaciencia personal. Me gusta recibir ayuda, cuando la necesito y quisiera que cuando la solicito, sea clara, que no quepan dudas de dónde viene ni para qué. Este aniversario de tu partida fue así de claro, como me gusta que sean las cosas. Sólo me queda decirte, gracias por tu amor y me da gusto percatarme de tu presencia, de tu toque personal en lo que me va sucediendo. Así están las cosas hoy en mi vida, floreciendo en todos los sentidos, quién más podría estar involucrada en esto más que tú.


Te extraño, todo lo que se puede extrañar a alguien que se quiere y que se nos adelantó en el camino…


*El Título se lo volé a PeCruz porque dice lo que quiero que suceda en mi vida.

martes, 7 de agosto de 2012

Despertar el Deseo




Lo entendí perfecto, cuando se hablaron los términos para seguir juntos por la vida. Pero justo esto me sucede e imagino que es una tentación, una “distracción”, un pensamiento recurrente, que entre más lo niegue, más insistente volverá. A veces, en medio de los pensamientos cotidianos, a veces, revolviendo mis sábanas en las noches menos pensadas. Me quedó claro, estuve de acuerdo en dejar de desearte como a veces te deseo. Pero…. no sabría cómo explicarlo. Sucede, sucede que a veces a pesar de todo, te deseo. ¿Será esa mezcla pegajosa que une a unos con otros sin sentido? ¿Será que hace falta un roce tranquilizador de vez en cuando para evitar que la tormenta tropical se convierta en huracán? ¿Será que tengo más miedo de lo grato que se me puede presentar la vida sin ti?¿Será un asunto de justicia personal? Compartir con quien es justo compartir. Me gustó la idea y me la repito en el oído derecho, mientras en el izquierdo me rumea el recuerdo de tus besos. He aprendido a caminar así, porque no tendría sentido sentarse a esperar un no sé qué, de quién ni para qué.  Seguiré hacia delante, si tu recuerdo me brincara encima, le sonreiré, si se transformara con el tiempo, también así lo disfrutaré.  
Supongo que todo lo que pasa tiene como único fin Despertar el Deseo por la vida y todo lo rico que la acompaña. 

*Imagen de la red.

domingo, 5 de agosto de 2012

Pensamientos sin certezas


No debiera pensar más que en quien puede dar certezas. Sin embargo, acepto que en los días de lluvia me vienen pensamientos que pareciesen ser ajenos. Suponiendo que ha quedado claro que son ideas sin sentido, sin futuro, sin destino, que estamos construyendo nada, imagino entonces, que son recuerdos de vidas en las que sin duda nos amamos. Será por eso que a veces, al vernos, se desatan cosas inexplicables, que nunca trabajamos ni sembramos y por alguna extraña razón de vez en cuando cosechamos…
Hoy son tan sólo recuerdos, peligroso que vengan por la noche justo antes de irme a la cama.


domingo, 22 de julio de 2012

Mi Hermano




Tengo muchas aventuras con mi hermano. Recuerdo que un día escalamos un muro juntos y por voltearlo a ver no me fijé y puse mi manota en unos “bulbos” de un poste de luz. Por la descarga eléctrica  salí volando hasta el otro lado del muro. Él, algunos años menor que yo, salió corriendo para levantarme. Yo me había dado el zapotazo de mi vida y sentía la lengua larga y no la podía meter de vuelta en la boca. Mi hermano me jaló de un brazo y me decía -Levántate que nos va a regañar mi Mamá!!- Yo tardé varios minutos en incorporarme y horas en poder hablar sin morderme la lengua, je.  También recuerdo que era muy ingeniosos y que una Navidad le regalaron una pista de trenes con carrilitos de madera. Pero como la pista era pequeña ideamos hacerla más grande con cinta de aislar sobre la duela y unos clavos gigantes para hacer más puentes. Cuando mi Mamá nos cachó, nos obligó a quitar la cinta de aislar, pero se vino con todo y barniz, la pista y los hoyos de los clavos quedaron para siempre y  podíamos jugar cuando quisiéramos. De las aventuras que más regaños nos merecieron, fue cuando mis papás pusieron un costal de entrenamiento en medio del cuarto para que mi hermano practicara sus patadas de karate. Pero nosotros también lo usábamos para brincar desde la puerta, columpiándonos del costal, sin tocar el piso y finalmente dejarnos caer sobre la cama. Hasta que un día zafamos el costal y rompimos la base de la cama. Y bueno podría compartir muchas historias muuuuuuy buenas, pero por ahora me basta con decir que estamos iniciando, tal vez, la aventura más importante de nuestras vidas, como familia y como hermanos.
Como ya dije, mi hermano siempre ha sido muy creativo, afortunadamente y es un placer para mí ser parte de esta nueva historia!!!

Feliz Cumple Carnal y gracias por todo lo compartido hasta ahorita y lo mucho que nos falta aún, Ajúa!!!


*en la foto se ve al fondo el muro de la historia

miércoles, 11 de julio de 2012

Justo lo que necesitaba


La acumulación de recursos, hace que se me amontonen la ideas en las manos, las palabras en los labios, los caminos en las plantas de los pies. Lo he estado percibiendo, veo como todo ha sucedido de súbito. Es urgente que deje salir todas esas cosas que tengo ganas de hacer. Empezaré por sembrar papayos en tu nombre, para que un día juntos disfrutemos de sus frutos. Pondré más plantas en la azotea para que a su sombra en pocos años podamos comer hotcakes azules con gigantescos vasos de leche. Sacaré del cajón el material para hacer los múltiples títeres que he imaginado por años. Le daré más vuelo a la hilacha (sí se puede más) para que acumule muchas historias de esas que son picosas de contar para que mi compañía sea aún más entretenida. Disfrutaré más de la vida, para que siempre me veas con una sonrisa. Y si un día tuviera muchas ganas de llorar, dejaré que pongas besos desordenados entre mis cabellos mientras me regresas al mundo con cosquillas. Esto es justo lo que necesitaba de la vida!!!! Vivirla sin más!

jueves, 5 de julio de 2012

Los deseos exquisitos


Fui a visitarla porque me dijeron que se acercaba el final de su vida. Todo el camino pensé en qué le diría.  Pasaron por mi mente muchas cosas, que la quería mucho, que tal y como ella siempre me decía -¿Quién es la Tía que más te quiere?-, sin duda era ella o así lo sentía cuando me abrazaba con fuerza y me daba muchos besos. Sobre todo en mi niñez estuvo muy presente, jugamos varias veces en el jardín a aventarnos cubetadas de  agua fría, compartíamos el cariño por los perros y siempre me tenía alguna sorpresa. Ella me regalo una Navidad el carro a control remoto que siempre le pedí a los Reyes Magos y que nunca me trajeron. Un día me pintó  las uñas y mientras lo hacía me dijo -Es muy importante que siempre hagas lo que  más te gusta- tengo ese momento grabado en mi mente.
Finalmente llegué a su casa, vi a todos muy tranquilos y yo sentía que iba a estallar en llanto, que me corría una desgracia por dentro. Entré a su cuarto, todo lo que había pensado de camino se me borró por completo. Me invitó a sentarme cerca de la cama, dijo que tenía algo que decirme –Es muy importante que hagas el doctorado-.  Esas fueron nuestras últimas palabras, que tengo muy presente, sobre todo ahora que finalmente me aceptaron para ingresar al doctorado. Y pienso mucho en ella y deseo que cosas buenas vengan a raíz de este paso importante en mi vida. Que venga  eso  que tanto he deseado. Imagino que como ella sabe todo lo que yo quiero, como regalo, lo pondrá al alcance de mis manos. Como supongo que ya ha hecho con otras cosas imposibles que he tenido oportunidad de disfrutar, muy parecidas a lo del carrito a control remoto. La siento claramente involucrada en la obtención de los deseos exquisitos.    

jueves, 28 de junio de 2012

Tu paraíso no esta en juego


Y bueno, a veces uno transita por al vida, sacudiéndose los retos sin detenerse a pensar la batalla que acaba uno de librar. Es hasta que los seres queridos te apapachan o te aplauden que logras identificar la magnitud del momento por el que intentabas transitar. Así que cuando me dijo, “Tu paraíso terrenal de ninguna manera está en juego” pude aquilatar los estirones que en muchos ámbitos de mi vida vengo atravesando en los últimos tiempos. Con razón, he sentido mi cuerpo sobre estirado, mi corazón sobre girado, mi intelecto sobre expuesto. Algo viene importante en mi vida después de todo esto. Este extraño y duro entrenamiento ha de ser la preparación para algo importante que está sucediendo. Me gusta eso de que -el Paraíso Personal no está en riesgo-, me llena de felicidades y todo este ajetreo ha de ser sólo detalles del proceso.  Pues si, hay que aceptar que uno es quejumbroso, protestón, contestón, exigente. Pero reflexionando, todo esto ha hecho que este momento de mi vida sea muy especial y qué mejor que haberlo caminado así, en medio de la tormenta, porque acepto que me gusta sentir la lluvia, el viento, el amanecer y todas esas cosas que percibe mi cuerpo cuando voy escribiendo mi propia historia. Qué mejor que haya sido así, idilio, fuego y un poquito de tormento, con el peculiar sabor que de deja un poco de fuego en la punta de la lengua. Lo que venga, estoy preparada, muchas de estas cosas ya las he imaginado, seguro serán mucho mejor. Porque la realidad tienen su toque especial y deja ese peculiar sabor en los labios, que hace que saboreemos el momento, como gato lamiéndose los bigotes frente al bocado de sus sueños.  

domingo, 17 de junio de 2012

Día del Padre



¿Qué dan los padres a los hijos?

Ese juego rudo, ese cariño diferente que siempre sorprende. Y sí, en medio de esa rudeza mi Papá ha estado con un ojo al gato y otro al garabato. De los primeros recuerdos que tengo con él está cuando yo no podía entrar al mar hasta que él llegara de trabajar. A pesar de que a mis escasos 6 años ya sabía nadar,  mi Mamá no confiaba en que yo me podía meter al mar sola ni porque me ponía mis flotadores. Era imperativo esperar a mi Papá. Así que además del gusto de verlo llegar, se añadía el gusto de poder entrar al mar a esquivar las olas, que me resultaban gigantes, pero de su mano no me daban miedo.  Y bueno muchas cosas buenas podría contar de mi Papá  pues he tenido la fortuna de disfrutar años en su compañía. Pero tal vez un signo que podría tener en mente sobre la relación que llevamos es un enorme bol de palomitas con Polvos mágicos.  



Felicidades a todos los Papás y Papacitos!!!