miércoles, 11 de julio de 2012

Justo lo que necesitaba


La acumulación de recursos, hace que se me amontonen la ideas en las manos, las palabras en los labios, los caminos en las plantas de los pies. Lo he estado percibiendo, veo como todo ha sucedido de súbito. Es urgente que deje salir todas esas cosas que tengo ganas de hacer. Empezaré por sembrar papayos en tu nombre, para que un día juntos disfrutemos de sus frutos. Pondré más plantas en la azotea para que a su sombra en pocos años podamos comer hotcakes azules con gigantescos vasos de leche. Sacaré del cajón el material para hacer los múltiples títeres que he imaginado por años. Le daré más vuelo a la hilacha (sí se puede más) para que acumule muchas historias de esas que son picosas de contar para que mi compañía sea aún más entretenida. Disfrutaré más de la vida, para que siempre me veas con una sonrisa. Y si un día tuviera muchas ganas de llorar, dejaré que pongas besos desordenados entre mis cabellos mientras me regresas al mundo con cosquillas. Esto es justo lo que necesitaba de la vida!!!! Vivirla sin más!

9 comentarios:

Darío dijo...

Parece un buen propósito, aunque el dolor sea difícil de desterrar. La actitud, decidirse a sembrar o pintar, ya es algo, ya implica una sonrisa novedosa. Un abrazo.

Jo dijo...

A VIVIR¡

Darío dijo...

Ahora veo la foto y la risa...

marichuy dijo...

Felicidades. Algo así me urge a mí.

Un abrazo

tessycifuentes dijo...

Cada uno de esos planes suenan bastante bien, llenos de ganas de vivir. Un abrazo, Vale.

Marcelo dijo...

Los besos se desordenan en nuestro cabello como los pensamientos que tenemos debajo.

Marcelo dijo...

Los sueños se defienden, estén en nuestros pensamientos o en nuestros besos.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Que bonitos comentarios Marcelo, me pones a soñar

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Verdad que los propósitos son buenos!!!! Un abrazo a todos