martes, 6 de noviembre de 2012

Nuestras historias se están juntando


 
Contar historias puede ser un arte, hay buenas historias y buenos contadores de historias. ¿Qué somos? ¿Qué queremos ser?

Erase una vez que….Sucedió que un día…. Finalmente nos miramos…. Como era de esperarse…..De acuerdo a sus deseos…. Sus anhelos se hicieron presentes…Después de muchos años….En breves instantes……Desde el principio de los tiempos……Ya estaban predestinados a ……Era la aventura de……Crecía una selva entre…..Dando vuelta a sus destinos…..Encontraron el sentido…..La sorpresa vino a….Definitivamente era….Fue su voz la que…..Era el quiebre de su cintura…Sin dudar fuimos a…

Muchas formas hay de iniciar una historia, la nuestra podría empezar:

Me invitó a tomar un chocolate de agua a su casa, tomar chocolate sólo era un pretexto, ella sabía que a mí no me gustaba, así que con un contundente “Si, claro”, fui, porque me interesaba cualquier cosa que sus manos me pudieran preparar….

 También podría remontarse a:

Hasta hoy sé tu nombre, aunque tenemos años encontrándonos en el camino….

Tal vez sería:

Hoy, de todos los comienzos posibles, elegimos el que hace que se arranque nuestra historia de lleno…

Muchos son los inicios que nos llevan a lo más gozoso de nuestras vidas, ahora sólo falta ponerle esa carnita que la historia necesita para que se ponga aún más interesante.

3 comentarios:

Jo dijo...

:)

marichuy dijo...

Tan cierto: aún hoy, cuando creíamos que ya nada podía sorprendernos, “todos los comienzos son posibles. ..”

Darío dijo...

Pongámosle la carnita, qué bonita...