martes, 14 de abril de 2015

El legado de JJMArcángel

El Legado

El abuelo de mi amiga se paraba de cabeza todos los días, según que para tener buena circulación. El de mi otra amiga, era dueño de un vivero y creó una variedad de orquídea para cada uno de sus nietos. Es curiosa la forma en la que recordamos a nuestros abuelos. El legado que nos dejan es un tesoro invaluable que vive en nuestro corazón. Mi abuelo se disfrazaba de mago y de payaso, hacía trucos de magia para entretenernos y manejaba una marioneta que se llamaba Chocofóforo. Fue un abuelo, divertido, cariñoso y muy presente en mi vida desde que yo era chiquita. Incluso ya muy malito vino a visitar a mi hija. El abuelo nos hablaba por teléfono para cantarle canciones a su bisnieta antes del baño. El verdadero dolor de que se haya adelantado en el camino es que no le volveremos a ver en carnita y huesos. El único consuelo que imagino que uno puede tener es que ha dejado de batallar con tanto dolor de las muchas enfermedades que había acumulado. Lo pienso y recuerdo que siempre fue muy trabajador, positivo, ocurrente y luchador. Yo le canto a mi hija las canciones que él me cantaba porque siento que es una forma de tenerlo presente en nuestras vidas.

A qué rica el agua cuack, cuack, cuack!.....
A todas las niñas les gusta el agua!!!
A todas las niñas les gusta el agua!!!


Buenos días mis amigos,
otro día comenzó ya,
que haya suerte para todos
pura FELICIDAD
Este sol del nuevo día,
nos invita a trabajar
y nos brinda su alegría
y nos hará TRIUNFAAAAAAAAAR!!!

Abuelo, te disfruté mucho!! Gracias por todo lo que me diste y el amor con el que sellaste mi corazón para siempre.

JJMArcángel 

1 comentario:

marichuy dijo...

Nada como vivir a plenitud.
Dijo el poeta Edmond Jabès: “morir de nada después de haber vivido de todo…”

Un abrazo