miércoles, 30 de mayo de 2012

Toda la Sopa



Sentía una angustia descomunal, sin saber la verdadera razón, pero sospechando, realicé una análisis minucioso de lo que me sucedía. Pensé que era el proyecto en puerta. Lo terminé para fulminar ese pesar, pero mi sensación permanecía. Decidí que eran los exámenes, los adelante para eliminar esa fuente de sosiego, pero nada en mi se  calmó. Imaginé que eran las tres tesis que tenía que leer, el protocolo que tenía que entregar, el proyecto de azoteas verdes, el margarita fest demasiado temprano, los pendientes de la casa, las hidromacetas que me esperaban, el escrito, el libro, los mails que tenía que contestar, la tortuga que no aparecía, el jardinero que se llevó la manguera, mi primer triatlón corto, las colchonetas en el piso, los alacranes merodeando, etc. Y una vez realizadas todas estás tareas y descubrir que mi angustia no disminuía si no que incluso se incrementaba, decidí prepararme una rica sopa tebanqueña para calmar mi revuelto interior. Imaginé que un platón de sopa podría tener un efecto reparador. Para mi sorpresa cuando me di cuenta, sin querer, me había comido toda la sopa, incluso la que había preparado para el día siguiente. ¿Y mi angustia? Permanecía aquí echándole más totopos a mi deliciosa sopa. Así que asumiré la presencia de la angustia mientras sucede lo que tenga que suceder para que se diluya, pase o se transforme en otro sentimiento manejable o al menos amigable. Aunque en el fondo yo sé de dónde viene este revoltijo interior. Pero a veces hay otras cosas más simples de resolver y uno se concentra en ellas. Entonces sucede que en nuestra ausencia de decisión, otros deciden por uno o simplemente las cosas encuentran su camino y por decirlo de manera coloquial se resuelvan solas con el paso del tiempo.

7 comentarios:

Tranquilino González dijo...

La sopa existencial...

marichuy dijo...

´Y a veces se resuelven sin que nos demos cuenta, tal como quien se come una sopa sin sentirlo.

Un abrazo


PS No había podido comentar. Este formato de plantilla es muy bonito pero muy difícil para comentar.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Hola Marichuy. Cómo lo puedo hacer más accesible? Es por la entrada dinámica? O por el control de comentarios? Cómo le hago ? Saludos

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Y si, se resuelven sin darse cuenta, me vengo dando cuenta ahorita

Jo dijo...

he venido dos o tres veces
me saboreo esa sopa tan apetitosa...
aunque leyendo algo mas acordandome sobre mafalda
sabia yo que no era cosa grata ....
en fin que yo saliendome por la tangente
solo una cosa dire

no me molestaria venir y leer... beberme esa sopa y hasta con el cuento
de repetir
:) la leida y la probada poder comentar

... hasta hoy me ha dejado esta vista "dinamica"

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Hola no se bien cual es la complicación con las vistas dinámicas pero ayer la cambié y hoy veo que no está actualizado el cambio. Veré cómo resolver para que esto sea fácil. Gracias por los comentarios sobre esta complicación. Un placer leer y visitar sus blogs.

Jo dijo...

vendremos por mas sopa y mas nieve :)