miércoles, 1 de octubre de 2008

Cuento 28. La Hermana. Dedicado a PECD (con fragmentos de uno de sus textos)

Anoche soñé a la hermana, yo llegaba a la casa de Aragón y ahí estaba. Me dio tanto gusto verla y me acerqué a ella porque algo me estaba diciendo y no la escuchaba. Me sorprendió tanto que al tocarla sentí su carnita y todo, pues yo esperaba una presencia etérea. Entonces le pregunté: ¿Hna. estás viva? o ¿Yo ya estoy muerta? Hizo como si no escuchara mis preguntas y seguía diciéndome algo, pero no me acuerdo de qué me hablaba, la verdad yo estaba fascinada con sólo mirarla. (con su presencia)
Me imagino que era uno de esos desayunos que organizábamos para su cumpleaños, pues fueron llegando todos mis hermanos y mis tías (sus hermanas), pero nadie se percataban de su presencia, era como si no la pudieran ver. Después llegó mi Madrina y se puso a platicar con la Hna. y yo le preguntaba -¿Tú también la puedes ver?-. Todos se sorprendían al darse cuenta de que ahí estaba, fue como si el simple hecho de mencionarla la hiciera presente entre nosotros.
Me dio tanto gusto verla y platicar largo rato a solas, me pareció que se veía preciosa, como en la foto esa que me encanta.
Yo la siento tan presente en mis días y en mis noches, pero siempre me hace falta su carnita para poder tocarla,
para poder abrazarla,
para poder besarla.

5 comentarios:

marichuy dijo...

Hola

Hermoso cuento. Me hizo pensar en mi abuela; hace tanto que no sueño con ella, pues como a tí:
"siempre me hace falta su carnita para poder tocarla,
para poder abrazarla,
para poder besarla"

Saludos

Gracias por tu visita a mi blog

PATRICIA CARBALLIDO dijo...

Leo esta historia y se me hace un nudo en la garganta, se me llenan los ojos de lágrimas y vuelvo a desear estar con ella y platicar tomándonos un cafecito. Qué nostalgia de su presencia!! Será que ya estoy pensando en el diseño de su ofrenda. Gracias por publicarlo. Besos para mi escritora favorita.

pablo . entre 4 paredes dijo...

Hola, soy Pablo, de Poético Blog.

Acabo de leer tu comentario y no entiendo por qué dices que no puedes ver mi blog.
Cuando hice Poético Blog, abrí uno nuevo que se titula "depablerasabout.blogspot.com" para poder organizar mejor el contenido. Pero en la barra de la izquierda, bajo la cabecera de "Blog" aparece un enlace llamado "Inicio" que te llevará a la dirección correcta: "depableras.blogspot.com".

Si no consigues verlo, no sé porqué será, ya que he confirmado los permisos y está abierto a cualquiera.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Yo también pienso en su ofrenda. Si quiera nos queda esa conexión con nuestros seres queridos que refuerza su presencia.
La otra hermana

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Marichuy, si finalmente somos tan corporales que si hace falta ver en vivo y a todo color al otro, no?
Saludos