viernes, 17 de octubre de 2008

Nuevos Amigos en la bici. Escrito por HE

Hace dos domingos que encontré una agrupación sui géneris denominada el BiciGato, somos un numeroso grupo de ciclistas de ruta (como 100) y nos juntamos los domingos a las 7:30 am en la esquina de Eugenia y San Francisco, donde se puede ver en la esquina un pequeño taller de bicicletas: "BiciGato". Yo ya había escuchado años atrás de este taller y de que el dueño organizaba recorridos en carretera, Bueno la cosa es que poco a poco van llegando hasta que dan las 8:00 am, varios silban y partimos como enjambre de abejas transitando por Av. Insurgentes hacia el sur, el primer día que fui, iba platicando con dos amigos nuevos (Alberto y Karla) y de las primeras cosas que me dijeron fue: "mira, la única regla aquí es que NO hay reglas” la persona que organizaba esto, se mudó a Cocoyoc, así que no hay líderes ni reglas. Continuamos rodando y llegó la primera subida (atravesando C.U.) luego una veloz bajada y llegamos al entronque con el periférico sur (Perisur) de ahí tomamos el trébol y nos metemos al periférico en el carril de baja !!!! En esta parte el grupo le empieza a pedalear mas duro y la velocidad oscila entre 40 y 50 km/h, la adrenalina fluye y el corazón sientes que se te sale. Algunos carros que nos pasan por la izquierda nos admiran mientras que otros pocos nos insultan. Es parte de no estar acostumbrado a ver una larga fila de ciclistas DENTRO del periférico. Llegamos hasta Cuemanco (Xochimilco) tomamos la vuelta en U y nos regresamos a Perisur !!! damos otra vuelta en U y de regreso a Cuemanco, donde descansamos un rato. Ahí hay un tianguis de bicicletas, en ese momento Alberto y Karla me empezaron a presentar a varias de sus amistades y me di cuenta que esto es altamente adictivo, pues de repente te encuentras rodeado de pura gente sana unidos por un deporte en común. Como a la media hora, silban de nuevo y vamos de regreso por el periférico, luego Insurgentes rumbo al norte para empezar a desmenuzarnos en el camino, pues ya todos van para sus casas. Mis nuevos amigo me invitaron a acompañarlos a un café y refrigerio a la Condesa, cosa que me gustó pues me la pasé muy a gusto platicando y conociéndolos. Me di cuenta que habíamos recorrido un total de 60 Km en escasas 2 horas. Ese primer domingo terminé molido pero muy satisfecho de haberme animado a salir con nuevas personas.

Ahora me doy cuenta que son excelentes amigos y la bici es el mejor pretexto para juntarnos cada domingo !!!

HE (el de la bici plegable)

2 comentarios:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Increíble. ¡Acá la gente se junta nomás para echarse unas cheves! :O

GIS dijo...

Celebro que sigas escribiendo sobre ese extraordinario pretexto: la bici